Vio y escuchó lo que otros no

pintura del Concurso Nacional Escolar “Perú Ecológico” (2013)

VOTO CONSCIENTE

El 11 de abril decide tú y evita que decidan por ti.

Publicado: 2021-04-07

Malala Yousafzai, la Premio Nobel afirmó que el "voto consciente" es la acción más poderosa para "cambiar" y mejorar un país. "El poder está en sus manos y ese poder es el voto. Así que usen este poder para votar y elegir quienes creen que los representan bien". 

Más allá de marcar una papeleta y ponerla en una ánfora, significa sentir y asumir con sinceridad que está en tus manos tu futuro y el de nuestro país. Superar la indiferencia y el tedio de quienes te hicieron creer que "con un voto nada se puede hacer" es urgente en el actual contexto. Si cada persona en el país y fuera de él le otorga una intención de cambio a su voto, sumarían todas hasta volverse una ola poderosa que arrase con todo aquello que no nos conviene y que intoxica las venas de todo el territorio peruano: corrupción, narcotráfico, violencias, burocracia siniestra, discriminación, delincuencia, empobrecimiento, depredación y conflictos. 

Cada persona puede asumir un voto consciente, sentido y meditado. Pregúntate con sinceridad qué anhelas que cambie en tu entorno cercano y, sobre todo, en el Perú. Es evidente que cada persona quiere vivir en armonía; anhela tener la posibilidad de sentir bienestar en su salud y en su desarrollo personal con acceso a servicios de calidez y calidad; precisa acceder a trabajos que le permitan vivir en dignidad; precisa un nivel educativo que forme personas con valores humanos, honestas, que tengan memoria histórica y valoren sus raíces y saberes ancestrales para desarrollar en armonía sus capacidades técnicas y profesionales;  prefiere alimentos sin contaminantes y de calidad, necesarios para su crecimiento; necesita seguir disfrutando de un entorno vital libre de contaminación y de explotación de los recursos como el agua, minerales, bosques, lagos, ríos, mares, selvas, flora y fauna que solo destruyen nuestros territorios. 

No hay alguien consciente en el país que no prefiera que gestionen el Estado personas honestas y sin afán de lucrarse a costa de empobrecer a la mayoría de la población; un Estado que proteja los derechos humanos; que contribuya a que cada persona, desde la edad más pequeña hasta la más grande, disfrutemos de una vida libre de violencias. A nadie nos agrada que nos maltraten y nos violenten física, psicológica ni sexualmente. Ninguna persona nos merecemos nos hagan daño, nos infundan miedo, nos olviden en el empobrecimiento y nos aparten de las oportunidades que se pueden generar para hacer crecer nuestro entorno en comunidad.

Un voto consciente significa tener en cuenta seis cuestiones fundamentales:

1. Asumir que tienes el poder de decidir. Un voto es un poder para el cambio. Sal a votar y anima a votar. El país te necesita y más ahora en el contexto de pandemia.

2. No se trata de elegir una persona, estamos eligiendo un equipo de gobierno que gestionará el Estado peruano durante un periodo de tiempo. Por ello es imprescindible saber quiénes forman parte de ese equipo y qué ha preparado ese equipo como propuestas para gobernar el país. Un equipo no se forma de la noche a la mañana, sólo para las elecciones, al contrario se ha preparado años para saber y tener la capacidad de gobernar.

3. Se trata dedicar unas horas durante esta semana para leer y comentar entre la familia y amistades el por qué votar a una candidatura u otra. Aprovecha esta hora, no se te pide más. Compara y contrasta si realmente esas candidaturas darán respuesta a tus anhelos de cambio. Siente y piensa si es así y observa las actitudes y conductas de las personas que integran esas candidaturas. A las personas no se las conoce por sus discursos, sino sobre todo por sus acciones. Para estar donde están, ¿Cómo lo hicieron? Respóndete si fueron honestas, si han mentido, si han promovido o tolerado las violencias, si han estado involucradas en actos de corrupción, etc. 

4. Una candidatura que sea digna de un voto consciente ha de asumir un compromiso firme de promover la igualdad de oportunidades y derechos para todas las personas en toda su diversidad. Ha de denunciar de manera firme cualquier acto y situación que genere violencia, miedo, empobrecimiento y corrupción. La defensa de una vida libre de violencias debe ser central en su propuesta. Además, priorizar el bien común para toda la comunidad humana que habita el territorio peruano desde la costa, la sierra y la selva, pensando en preservar y cuidar nuestros ríos, bosques, lagos, selvas, mares. Y lo vital es pensar en el bienestar físico, emocional y social de toda la población. Nadie debe quedarse atrás.

5. Una candidatura que recibe apoyo de un voto consciente es aquella que no es sectaria ni endogámica, es decir que, de llegar a gobernar, no lo hará "para su propia gente", sino para toda la población peruana. Eso significa que en su plan de gobierno hay evidencia de propuestas claras, comprometidas y transformadoras que serán para el buen vivir. Y que sumará todas las capacidades necesarias, tanto técnicas como profesionales, así como desde la experiencia vital, para trabajar por el buen vivir de toda la vida en el Perú. Recuerda que las candidaturas no son un ente abstracto en sí mismas, están formadas por personas que tienen creencias, valores, actitudes, aptitudes, conductas, habilidades, capacidades y son esas personas las que hacen las candidaturas. 

6. Poner la vida en el centro es imprescindible en una candidatura. Es decir, que una palabra clave que has de identificar en su discurso es "el cuidado de la vida y el sostenimiento de la misma". No sólo la vida humana, sino toda la vida en su más amplia magnitud (la vida no humana). La crisis de la pandemia ha agravado la crisis que ya existía a nivel mundial: desempleo, hambre, empobrecimiento, violencias, depredación, un desarrollo voraz que sólo genera contaminación y que está matando entornos vitales que son precisos para la existencia humana y no humana. Por tanto, no se trata sólo de mejorar la economía, sino que se promueva una economía para la vida. Si la candidatura toma en cuenta el cuidado de la red de la vida y una economía para la vida, entonces es digna del voto consciente.

Este 11 de abril tú decides, evita que decidan por ti. Cuidarse es también garantizar un futuro diferente. Haz que tu voto tenga el poder de hacerlo.


Escrito por

Sara Cuentas Ramírez

Periodista, investigadora social y feminista descolonial


Publicado en

Descolonizar

Muñay, yachay, ñoqanchis, kawsay