no está satisfecha

FUTUROS FEMINISTAS: RECLAMAR NUESTRAS AUTONOMÍAS Y HACER FRENTE AL PODER OPRESOR

Publicado: 2016-09-14

Participar en el 13º Foro Internacional de AWID, realizado en Bahía, Brasil entre el 8 y 12 de setiembre, ha sido una experiencia aleccionadora y vindicativa que, más allá de las agendas feministas diversas, ha significado vivir desde el saber situado la conexión vital entre activistas diversas, de Asia, África y las Américas. 

El 13º Foro Internacional de AWID reunió a casi dos mil activistas de todo el mundo. Todas venían de significativos movimientos y organizaciones, desde las que activan en espacios locales hasta las que activan a nivel global. La conferencia de apertura "Futuros feministas: La construcción de poder colectivo para los derechos y la justicia" colocó desde el principio los actuales debates, preocupaciones sobre políticas, demandas y resistencias frente a las opresiones de los movimientos feministas diversos y configuró el camino de los cuatro días siguientes.

Durante la conferencia de apertura en el #AWIDForum, la mirada de futuro de las activistas Yara Sallam, Noelene Nabulivou, Azra Causevic, Joe Wong, Miriam Miranda y Awino Okech se centró en la confluencia de entidades diversas: de género, clase, etnia, edad, origen, sexualidad, capacidades diversas; e impregnó de sensibilidad y conexión vital cada una de sus experiencias de resistencia frente a las opresiones.

El objetivo de interconectar la diversidad de las participantes, tanto a nivel geográfico, de vindicaciones y de prioridades políticas, como por ejemplo, la conexión entre activistas Trans del sur de Asia, África y América Latina, significa un enorme desafío para los movimientos feministas que ha empezado sus primeros pasos de transformación profunda y colectiva en este 13º Foro.

Las panelistas reflexionaron con claridad sobre las antiguas y nuevas amenazas a los derechos y la justicia: sus cambios, consolidación o expansión. Además, posicionaron su visión crítica sobre las luchas políticas contemporáneas que están activas en su región.

Yara Sallam, activista egipcia, invitó a no idealizar la lucha política y considerar con seriedad el cuidado de nosotras mismas y entre compañeras del movimiento para superar los desafíos que nos presentan las desigualdades y opresiones.

Noelene Nabulivou, activista de Fiji, remarcó la necesidad de "mirar el estado del Estado" para evidenciar su impacto en los diversos territorios: en nuestros cuerpos, comunidades y recursos. Hizo un llamado a los movimientos feministas a cuestionar las estructuras de opresión con amor político, que reclame nuestras autonomías geográficas frente al poder expropiador.

La activista de Bosnia, Azra Causevic, habló del trauma de la post-guerra en la región de Bosnia y Herzegovina, en la que la diversidad cultural y étnica ha sido manipulada. Donde el nacionalismo se utiliza para mercantilizar los cuerpos de las mujeres y la niñez. Ha llamado a denunciar la creciente militarización y el conservadurismo religioso en toda la región.

El activista trans, Joe Wong de Bangkok, nos habló de otro tipo de guerra que hace estragos en la región de Asia oriental, donde los cuerpos de las personas trans son "vigiladas desde el día de su nacimiento" y no son capaces de moverse libremente dentro de la región. El espacio público es una amenaza eminente donde campa la violencia física y emocional, con la alta prevalencia de la violación correctiva.

La hondureña Miriam Miranda compartió la experiencia de vivir el golpe post-2009, que creó las condiciones legales para dañar los derechos humanos. Cuestionó el uso de modelos de desarrollo que destruye el tejido social de Honduras: el "plan de suicidio colectivo". Pregunta por qué seguimos invirtiendo en modelos que tienen su origen en las prioridades coloniales e imperialistas.

La académica feminista africana, Awino Okech, planteó los retos feministas actuales dentro de la región de África. Reclamó "África" y "africanidad" porque se encuentran en un momento político donde a las feministas africanas se les niega su relevancia cultural y autenticidad. Evidenció tres cuestiones principales para las feministas africanas en 2016. Primero, el resurgimiento de grupos de derecha y fundamentalistas que están violentando los derechos sexuales y reproductivos. Segundo, la obsesión Desarrollo neoliberal impulsado con el espíritu empresarial femenino. Una trampa económica que asume a las mujeres como la "nueva frontera" sin perturbar la desigualdad estructural, sino de priorizar un discurso de espíritu empresarial que asume a las mujeres como fuentes de capital que alimentan el sistema monetario actual. Okech instó a evitar ser captadas por esta racionalización económica, y a continuar a el camino hacia una visión radicalmente feminista del mundo.

Así se dio inicio al Foro, interpelando a las 1700 participantes de todo el mundo, a repensar los futuros feministas y interseccionar las agendas hacia una más amplia y diversa, conectando luchas, resistencias y saberes.


Escrito por

Sara Cuentas Ramírez

Periodista, redactora de La Independent, Agencia de Noticias con Perspectiva de Género, Colaboradora de El País-Planeta Futuro.


Publicado en

sara cuentas

Transformación, simbiosis y equilibrio vital