no está satisfecha

"LA ESTERILIZACIÓN FORZADA TAMBIÉN ES VIOLENCIA"

En comunicado de prensa, la Asociación Nacional de Mujeres Peruanas Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas demandan respeto y denuncian amenazas

Publicado: 2016-08-12

Ante las declaraciones difundidas en diversos los medios de comunicación en relación a que el caso de las esterilizaciones forzadas se ha politizado, y que sería conveniente que evitaran participar en la marcha #NiUnaMenos este 13 de agosto, la Asociación Nacional de Mujeres Peruanas Afectadas por las Esterilizaciones Forzadas - ANMPAEF- emitió un comunicado de prensa para deslindar esta situación.

Consideran que la esterilización forzada es una forma de violencia contra las mujeres y la denuncian. Por ello, demandan Verdad, Justicia y Reparación.

Destacan el rol que han tenido dos de sus organizaciones integrantes: la AMHBA de la provincia de Huancabamba (Piura) y AMAEF de la provincia de Anta (Cusco), quienes han contribuido que las mujeres esterilizadas sin consentimiento se organicen a nivel nacional, pierdan el miedo y visibilicen su demanda.

Expresan su preocupación en relación a la posible utilización que podrían estar haciendo partidos políticos y personas sobre su realidad. Han pedido al Frente Amplio evitar relacionar su imagen partidaria con la demanda de las mujeres esterilizadas, porque "confunde a la ciudadanía, porque piensan que somos militantes, cuando no lo somos".

En el comunicado también exigen al ex ministro de Salud del régimen de Fujimori, Alejandro Aguinaga, a que deje de expresar que las organizaciones y personas defensoras de derechos humanos ganan dinero a costa de su sufrimiento. "Difamar es un delito", puntualizaron. 

De otro lado, han destacado el inicio del diálogo con el Estado peruano. "El actual gobierno del señor Pedro Pablo Kuczynski, junto a las autoridades como la Vice Presidenta de la República Mercedes Aráoz; el Congresista de la República Gino Costa; la Ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello y la Viceministra de Derechos Humanos, Gisella Vignolo, han empezado a asumir de manera institucional el compromiso que firmaron con nosotras para hacer realidad nuestra demanda de Verdad, Justicia y Reparación. Ese es el rol que esperamos de las actuales autoridades peruanas, tanto del Ejecutivo, Legislativo y Poder Judicial", afirman. Y piden que respeten y asuman los compromisos sin intenciones electoreras ni con intereses ajenos a las mujeres esterilizadas de manera forzada.

Han expresado que el fallo de la fiscal Gutiérrez es una violencia institucional. Indicaron que "las pruebas están en los cuerpos y vidas de miles de mujeres andinas, rurales, quechuas, aymaras, costeñas y amazónicas que fuimos esterilizadas sin nuestro consentimiento". Así mismo, volvieron a señalar a Fujimori y sus ministros de salud, como los principales responsables de este delito (las esterilizaciones forzadas).

Finalmente, hicieron un llamado a la ciudadanía y a las autoridades sobre las amenazas que están recibiendo. "No quieren que nos organicemos ni que sigamos nuestra demanda. Denunciamos que grupos interesados en hacer fracasar la organización de mujeres esterilizadas de Huancabamba están metiendo miedo a las mujeres de la AMHBA y tienen intenciones de invadir la Casa de la Mujer donde ellas organizan sus asambleas y reuniones". Demandaron protección a las autoridades y afirmaron que continuarán denunciado cualquier atropello que vaya en su contra. 

Confirmaron su presencia en la marcha de mañana 13 de agosto para expresar "#NI UNA MENOS, nos queremos libres de violencias"


Escrito por

Sara Cuentas Ramírez

Periodista, redactora de La Independent, Agencia de Noticias con Perspectiva de Género, Colaboradora de El País-Planeta Futuro.


Publicado en

sara cuentas

Transformación, simbiosis y equilibrio vital